¿Vale la pena un asesor financiero personal?

Muchas personas piensan que no necesitan un asesor financiero porque lo tienen todo bajo control, pero vale la pena un asesor financiero?. Esto es cierto para algunos, pero a menudo conlleva consecuencias a largo plazo. El asesoramiento financiero es una parte importante para poder llevar a cabo proyectos empresariales o familiares sin caer en presiones financieras por falta de un buen asesoramiento. Cabe aclarar que en muchas otras ocasiones no vale la pena. Desgraciadamente, hay muchas empresas que sólo ofrecen este servicio y no se preocupan realmente por el interés del cliente, lo que puede acarrear más problemas a la larga, así que ¡asegúrese de encontrar a alguien con buena reputación!

¿Por qué necesitas un asesor financiero?

Por qué necesitas un asesor financiero
¿Por qué necesitas?

La respuesta podría ser porque sus finanzas son muy complicadas, con inversiones fuera de lo que ofrece su banco, o tal vez si simplemente no está lo suficientemente organizado por alguna razón (tal vez los niños). También necesitarías uno si quieres meterte en ciertas cosas como abrir una cuenta en el extranjero o cualquier tipo de transacción comercial en la que los impuestos jueguen un papel importante.

¿En qué casos merece la pena?

  • Si no sabe cómo invertir o tiene muchas inversiones
  • Si quiere el mejor asesoramiento sobre su negocio y los impuestos, etc.
  • Cuando la fiscalidad es una parte importante de lo que hay que hacer en su país.

Tal vez te puede interesar: ¿Qué son los gastos hormiga y cómo nos llevarán a la ruina?

¿Qué tener en cuentas antes de contratar un asesor financiero?

La reputación es parte muy importante antes contratar a un asesor financiero, y debe tenerse en cuenta.

¿Tienen la misma visión en términos de inversiones? ¿Se alinean con sus objetivos de ingresos futuros o quieren asumir más riesgos?

Es importante que su nivel de cualificación coincida con lo que usted busca; esto puede definir el coste del asesoramiento en materia de inversiones. Algunas personas no necesitan asesores porque sólo invierten pequeñas cantidades cada mes, mientras que otras pueden necesitar mucho asesoramiento sobre impuestos

¿Qué preguntas le haré a mi posible asesor?

Estas serían unas buenas preguntas para hacer a cualquiera que esté interesado en ayudarle a gestionar sus finanzas personales: ¿Qué servicios ofrece y si esto incluye también el asesoramiento en materia de inversiones?

¿Cuales son las funciones del asesor financiero?

Contratar un asesor financiero.
¿Qué tener en cuenta?

La función del asesor financiero va a variar dependiendo de las necesidades de su empresa. A veces le ayudarán con las inversiones, mientras que otras veces pueden actuar como asesores fiscales o consejeros sobre planes de jubilación y opciones de ahorro.

Los asesores financieros también ofrecen consejo para decisiones financieras personales más complejas, como la compra de seguros para protegerse de posibles riesgos en la vida.

Inversiones:

El asesor financiero tiene que estar dispuesto a medir el riesgo y rentabilidad de sus inversiones y cuál sería la mejor estrategia para sus objetivos actuales.

También le ayudarán a diversificar para que, aunque una de sus inversiones baje, siga teniendo otras que puedan aumentar de valor.

Los asesores financieros pueden trabajar con acciones, bonos, fondos de inversión u otros vehículos de inversión en función de lo que esté disponible en su región.

Impuestos

Un asesor financiero tiene la obligación de informar a los clientes sobre las implicaciones fiscales de todas las transacciones en las que participen, así como aconsejarles sobre cómo reducir los impuestos solicitando determinadas deducciones, como donaciones benéficas o pagos de intereses hipotecarios. Un buen asesor debe proporcionar información sobre los efectos positivos y negativos de diversas estrategias, como el comercio de acciones frente a la inversión en propiedades inmobiliarias de alquiler.

Plan de jubilación

Otro rol importante de un asesor financiero es ayudar a los clientes a prepararse para la jubilación e informarles de las opciones disponibles. Esto ya que muchos fondos ofrecen distintas opciones y en algunas nosotros podremos manejar la rentabilidad.

Responsabilidad fiduciaria:

Por responsabilidad fiduciaria se entiende la obligación de una parte de actuar de buena fe en nombre de otra, como cabría esperar cuando se actúa como fiduciario o albacea, pero también se aplica en otros contextos, como el asesoramiento en materia de inversiones.

Cuentas en el extranjero:

Otra función poco conocida, es que los asesores puede informar a los clientes de las implicaciones de invertir en cuentas en el extranjero, lo que puede conllevar algunos inconvenientes.

Carteras gestionadas:

En última instancia, los asesores financieros pueden ofrecer un servicio que ayude a los particulares a gestionar su cartera y les ayude a mantenerse en el camino hacia sus objetivos

Talleres educativos

Otra forma de asegurarse de que se está recibiendo un buen asesoramiento es asistiendo a talleres educativos, ya que a menudo están patrocinados por empresas que tienen interés en asegurarse de que la gente aproveche los recursos disponibles. Muchas veces estos servicios también incluyen descuentos o acceso a los productos rebajados que se ofrecen en el propio evento. Esto significa que es una situación en la que todos ganan Obtendrá un sólido asesoramiento en materia de inversiones por parte de expertos y, de paso, ahorrará dinero

Para resumir

En resumen, contratar a un asesor financiero personal puede merecer la pena si tiene suficiente dinero para invertir y tomar algunas decisiones acertadas sobre sus futuras inversiones; de lo contrario, no debería contratar a uno porque probablemente cobrará demasiado por hora para lo que hace. Además, es posible que le digan que compre productos arriesgados, como los que tienen altas tasas de comisión, lo que podría dar lugar a importantes pérdidas en el futuro debido a malas decisiones.

No se confíe de todo:

Pare un segundo y analicelo.
No confié de todo

Es importante que a pesar de tener un buen asesor usted este al tanto de todo que está ocurriendo con sus finanzas. No hay que confiar ciegamente en los consejos de un profesional porque hay que saber qué hace por ti y por qué.

Un buen asesor financiero puede ofrecerte un asesoramiento experto sobre la estrategia de inversión, así como ahorrar dinero encontrando oportunidades de arbitraje entre diferentes mercados o realizando operaciones que combinen riesgos pero que reduzcan el coste; Es importante tener en cuenta que aunque sus honorarios puedan parecer altos a primera vista, probablemente acabará siendo más barato que intentar hacerlo tú mismo sin ninguna ayuda.

Por último, no te olvides de los costes ocultos Siempre habrá comisiones y otras cosas que hay que pagar cuando se contrata a un asesor, así que asegúrate de estar preparado para ello antes de firmar algo.

Asegurate realmente de las inversiones:

En algunos casos aislados vemos que algunos asesores por beneficio propio llevan a los clientes a invertir en algo que no es del todo el punto optimo para ellos.

El pago a veces lo vale:

El coste de contratar a un asesor puede ser alto en términos de tarifas por hora o porcentaje de comisiones, pero es importante tener en cuenta que aunque sus honorarios puedan parecer altos a primera vista, probablemente acabará siendo más barato que intentar hacerlo tú mismo sin ninguna ayuda.

Cosas para asegurarse:

Consulte muy bien
Asegurase bien

Como en todo contrato o negocio, se debe mirar la reputación , referencias, reseñas y testimonios antes de firmar nada.

También es importante recordar que no tienen licencia en todos los estados o incluso en los países en los que podría tener inversiones, así que asegúrese siempre de que su asesor puede asesorarle en cualquier país que le interese.

Buscar referencias es una gran manera para encontrar un buen asesor, pero recuerde que también es igual de importante hacer su propia investigación

Debe tener cuidado con cualquier asesor que le garantice rendimientos o le prometa mejores tipos de interés que los que ofrece el mercado, porque lo más probable es que no haya hecho su debida diligencia y pueda acabar costándole más a largo plazo y decir si vale la pena un asesor financiero..

Otras cosas a tener en cuenta:

Hay que buscar antes de comprometerse con un asesor son: la accesibilidad (tanto física como telefónica), la frecuencia con la que hablará con usted, qué productos vende ¿Qué honorarios puede cobrar? ¿Cuánta experiencia tiene esta persona? etc.

Si alguien ofrece asesoramiento sobre la mejor manera de gestionar las finanzas de su empresa sin hacer nada por sí mismo, probablemente merezca la pena investigar para encontrar un buen asesor, pero recuerde que también es igual de importante hacer su propia investigación

Debe tener cuidado con cualquier asesor que le garantice rendimientos o le prometa mejores tipos de interés que los que ofrece el mercado, porque lo más probable es que no haya hecho su debida diligencia y pueda acabar costándole más a largo plazo.

Si alguien ofrece asesoramiento sobre la mejor manera de gestionar las finanzas de su empresa sin hacer nada por sí mismo, probablemente merezca la pena investigar más a fondo antes de contratar tu asesor y ver si vale la pena un asesor financiero.

Share:

More Posts

¿Asesor financiero? Lo vale en 2021

¿Quiere tener tranquilidad financiera? Si es así, vale la pena considerar la idea de contratar a un asesor financiero. Puede parecer un gasto innecesario a

Send Us A Message